Cine 12814155_1104242762927313_518874717272230146_n

Published on marzo 20th, 2016 | by victor lovicz

0

La contradicción absorvente de Emmanuel Lubezki

Como Agua Para Chocolate

Si bien Lubezki empezó a llamar la atención por su exquisito trabajo en Como Agua Para Chocolate (Alfonso Arau, 1992) y por la que consiguió el premio Ariel a la mejor cinematografía, será desde el año 1995 que acumulará ocho nominaciones al premio Oscar y se alzará con tres estatuillas. Ha ganado en las últimas tres ediciones (Gravity, Birdman, The Revenant) convirtiéndose en el mexicano más premiado de la historia de la gala.

Birdman

El trabajo de Emmanuel Lubezki ha venido evolucionando en un estilo basado en la exploración de las posibilidades de la luz natural. En este sentido haber trabajado con un autor como Terrence Malick le influyó y le ayudó a crecer como artista, como demuestra el resultado de su trabajo juntos (The New World, The Tree of Life, To The Wonder). Su forma de iluminar la escena sobrepasa en algunos casos los niveles del naturalismo, adquiriendo una especie de mística que casa muy bien con la poética trascendentalista de Malick.

Gravity

Por otro lado se trata de un cinematographer que se siente cómodo con los largos movimientos de cámara, que no tiene problemas en hacer uso de las posibilidades de la tecnología digital, y que posee una gran imaginación y destreza para los planos secuencia. Si recordamos su aclamado trabajo en Birdman (A.G. Iñarritu, 2014), encontramos que está plagado de movimientos imposibles, omnipresentes, que ayudados de efectos digitales transmiten una sensación de fluidez en su más estricto sentido, haciendo asomar esa cualidad líquida de la imagen digital que desplaza a la realidad como fin poniendo en el centro a la técnica que la cubre.

Es muy interesante observar la contradicción intrínseca que existe dentro del estilo de Emmanuel Lubezki, que baila entre una deconstrucción de metodologías de iluminación cinematográfica clásicas basada en la manipulación de la luz natural por un lado, y el uso deliberado de movimientos de cámara irreales, que si bien poseen fluidez y gracia propias, se alejan de toda vocación realista. Una contradicción que no se señala aquí en forma de acusación, sino que por el contrario pretende dar cuenta de su honestidad en la materialización de sus principios, y de su humildad de aprendizaje, que habilita su progreso, y es capaz de evolucionar en su forma de transmitir sentido. Una cualidad muy difícil de apreciar entre el torrente de luces que sin contenido brillan en las actuales sociedades mediáticas.

Emmanuel Lubezki from Bentor Bello on Vimeo.

 

Artículo dentro de nuestro fanzine número 14, quieres verlo al completo? pincha aquí!

Tags: , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!