Actualidad 100grados_1

Published on mayo 15th, 2015 | by 100grados

0

Esto son unos diseñadores que entran a un taller fallero y…

De Que Maten al Diseñador

Escribir un artículo no es fácil. Escribirlo después de unos cuantos días destroyer de fallas es aún peor. Y no lo decimos por las resacas, os lo aseguramos.

Cuando pensamos en poder colaborar con 100 grados fanzine, no pensamos que la respuesta iba a ser tan rápida y receptiva. La fecha de entrega era para el día 20 de marzo. Vale, empezamos regular. Fue una respuesta tan fugaz que tuvimos que excusarnos pensando que no llegaríamos, porque nuestro estudio está vinculado en gran parte al mundo de las Fallas y en esas fechas la saturación de proyectos en relación a estas fiestas es máxima. Y mira tú por donde el equipo de 100 grados nos pidió que contáramos justamente eso, el periplo pre-fallero que vivimos en el estudio.

Por si has abierto la revista de repente en esta página random, y no sabes muy bien qué hacemos: somos Que Maten al Diseñador, un estudio de diseño gráfico, ilustración y diseño de producto, afincado en Valencia; que intentamos sobrevivir al no menos incesante intento de hundir el diseño valenciano por parte de los del piso de arriba.

Podéis imaginar que el trabajo se desarrolla durante todo el año, o igual no podéis imaginar nada, por esto de la crisis. Aún así, cuando pasan las fiestas navideñas, es cuando ya se comienza a notar la cercanía y la presión va en aumento. Por si no fuera bastante tener que preparar nuestro ya clásico calendario, empieza el acelerómetro: llibrets de falla, cartelería para los casales, adaptación y rotulación de espacios en la Plaza del Ayuntamiento para las empresas que reciben a sus clientes en estas fiestas… Y por último, pensar, bocetar, terminar y plantar fallas.  Sí, habéis leído bien, fallas. Los chicos del Estudio QMAD también hacen fallas.

Las fallas son una fiesta que todo valenciano moderno que se precie debe odiar, si quiere estar dentro del mundillo moderno. Son unas fiestas realmente impresionantes y bonitas, pero que por alguna razón, no gustan a una parte de los valencianos. Y gran culpa de ello la tienen nuestros excelentísimos políticos.

Nuestro trabajo consiste en diseñar y bocetar las distintas escenas y ninots, o en presentar el boceto final de la falla; pero según corre el tiempo también nos ponemos manos a la obra con los pinceles. Hace cinco años, comenzamos colaborando con el taller fallero Imaginarte – Taller Creatiu. Y oficialmente, desde el pasado año formamos parte de él. Hacemos fallas infantiles, porque son nuestras preferidas y son donde más podemos desvariar. Tenemos que diseñarla pensando en los niños. Sabemos que de tontos no tienen un pelo; es más, cada vez son más inteligentes y más perspicaces en darse cuenta del mundo en que viven y en su duración. En nuestros dibujos, consecuentemente, los tratamos como pequeñas personas. A la hora de proyectar el monumento, nos gusta aplicar nuestros conocimientos de diseño a la misma pero sin necesidad de convertirla en una falla experimental. Jugamos con formas, espacios llenos y espacios vacíos que ayudan a guiar visualmente el monumento.

Pero muchísimo antes de todo esto, antes incluso de sentarnos junto a nuestros cuñados en las cenas navideñas, las comisiones falleras presentan los bocetos de los monumentos: una ilustración previa de como será la obra. Y es ahí donde entramos a matar. Para nosotros es uno de las faenas que más nos gusta hacer, y es que presentamos los que las comisiones ya han apodado cariñosamente como no-boceto: un cartel que puede servir por sí solo, sin necesidad de tener un uso; como si de la portada de un cuento infantil se tratara. Así, plantamos la curiosidad y la intriga tanto en niños como en no-niños (no tienen por qué ser adultos, no precisamente).

El no-boceto porta el lema de la falla y una breve pincelada de lo que se encontrará la gente cuando el monumento esté en la calle. La mayoría de las veces, incluso, lo que dibujamos en el no-boceto no llega a estar en el monumento final. Nos encanta poder suscitar emociones entre la gente.

100grados_3

Nuestro trabajo también consiste en diseñar e ilustrar personajes nuevos cada año, sin la necesidad de recurrir a los típicos moldes de Mickey Mouse y compañía. Incluso cuando el tema nos obliga a contar con personajes conocidos, les damos una pequeña vuelta de tuerca. Como por ejemplo, en la falla Cotxera de 2015 había personajes literarios con nuestro punto: una Alicia en el País de las Maravillas a la que nos encontramos fumando junto a la oruga, una Caperucita Roja que no es tan santa como aparenta o incluso que en lugar de Sherlock aparezca el verdadero protagonista de las historias: John Watson.

100grados_1

Todo el equipo, como el buen vino, intentamos mejorar en todos los aspectos, desde nuestro dibujo o el modelado de las manos de Javi y Luís. Pero tenemos que destacar el fabuloso trabajo de las manos llenas de pintura de Fani, que con el aerógrafo, los pinceles o los rotuladores, hace posible que la falla tenga ese acabado colorido que destaca tantísimo o incluso que te guíe por gamas de color.

En los carteles que explican con versos las distintas escenas de la falla, también aplicamos diseño gráfico, y para cada año y en cada falla son totalmente distintos. Como hemos dicho antes, también se diseñan para los niños; tenemos que contar con la elección de la tipografía correcta, la gráfica y las formas para que se entiendan perfectamente a distancia y queden integrados con el resto del monumento.

100grados_2

Como en esta vida nunca dejamos de aprender (y mucho menos los diseñadores, en nuestra continua formación), de un tiempo a esta parte, le hemos cogido gusto a la caligrafía y el lettering y este año hemos comenzado a aplicarlo a la hora de hacer detalles o el acabado de algunos ninots. Además, contamos con el obstáculo de que estamos aplicando el pincel sobre una superficie que no es para nada lisa: contamos con piezas entre tu mano y la parte de la pieza en la que quieres dibujar letras, o tienes que escribir a varios metros de altura, sobre una escalera. A pesar de lo costoso del proceso, el resultado al final de la corrida es BIEN.   La filosofía del Estudio QMAD, como bien representa el símbolo de nuestra marca, es distinta. Nuestra forma de diseñar no suele ser la típica, nos gusta aplicar color e ilustración y no mantenerlo todo bajo las reglas. Las reglas están para saltarlas, y esto mismo lo aplicamos al diseño de las fallas. Con Imaginarte plantamos fallas infantiles y le aplicamos diseño a las mismas, como hacen también otros diseñadores que se han metido sin quererlo a artistas falleros, aunque no se lo reconozcan a menudo. No consideramos que una falla tenga que ser experimental para que contenga diseño, y tampoco que por contener algo de diseño ya es una falla experimental. Para empezar, creemos que la separación entre fallas experimentales y… ¿normales? ya es un error gravísimo.

Pero toda esta sentencia nos llevaría a otro extensísimo artículo que, por ahora, no sabemos muy bien dónde plantar.

SIGUE DISFRUTANDO DEL FANZINE:

 

Tags: , , , ,


About the Author



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!