Reflexiones PortadaArticuloHaters

Published on enero 17th, 2015 | by Bartu

1

Si tienes haters, algo estás haciendo bien

En una época como esta en la que la comunicación digital destaca y que es parte de nuestras vidas, es normal que actitudes de la vida real se vean replicadas en el mundo virtual. Por muchos es sabido que el hecho de que uno no le puede gustar a todo el mundo es una máxima vital y si además ese uno ejerce el noble arte del UGC (User Generated Content = Contenido Generado por el Usuario) de la forma que sea (un canal de Youtube con videotutoriales de jardinería, un Vine de sketches cómicos, un Twitter donde publicas tus haikus, una cuenta en Deviant Art en la que enseña sus dibujos, etc.), es de cajón que algún dislike o algún comentario troll le va a caer. Al fin y al cabo estás exponiendo tu imagen en un medio público y eso acarrea una serie de consecuencias para bien y para mal.

Por ello precisamente es vital el saber gestionar todo ello ya que precisamente, al ser esta una era marcada por la comunicación digital, todos ahora somos comunicadores en potencia y, por tanto, tenemos que saber muy bien el cómo decir lo que queremos decir. Pero también es muy importante el saber cómo enfrentarse a las opiniones en el mundo digital en sus distintas variantes.

 ¡Tengo dislikes hasta en la sopa! ¡Soy lo peor!

Muchos conocen a Loulogio, un usuario de Youtube el cual ha alcanzado un grado de fama como cómico gracias a sus videos paródicos de anuncios de teletienda y que, gracias a uno de ellos, el término “batamanta” se ha implementado en el vox populi de una manera muy eficaz.

 

Entre Septiembre de 2012 y Septiembre de 2013, Loulogio abrió otro canal alternativo a su canal principal en Youtube con la intención de subir un video al día llamado Café con Lou. En dicho canal pretendía con cada video diario tomarse un café con su audiencia y de paso utilizar la ocasión para hacer algunos experimentos humorístico. Finalmente dicho reto personal no pudo cumplirlo con éxito debido a que la exigencia de editar un video de manera diaria se vio confrontada con sus proyectos personales como cómico entre otras cosas, sin embargo dejó patente un material audiovisual bastante interesante.

Uno de estos videocafés, concretamente el 217 de 365, que fueron de los más sonados fue uno protagonizado por el dúo cómico Venga Monjas el cual por aquel entonces estaban en boca de muchos por su curiosa parodia de Los Simpsons llamada DA SUISA. Esta entrega del Café con Lou se granjeó la friolera de más de 11 mil dislikes acompañados por sus correspondientes comentarios negativos ya que la gran mayoría de la audencia de Loulogio, acostumbrados al tono habitual de sus chanzas, no entendieron el humor de esta pareja de comediantes. ¿Qué hizo Loulogio en respuesta a todos los dislikes? En lugar de mostrar una pataleta, cosa habitual en muchos youtubers, en la siguiente entrega de Café con Lou publicó un video de “disculpa” en cual constaba de un remix del video anterior de unos 40 minutos.

El hecho de que se recibamos una avalancha de opiniones negativas por algún contenido que hayamos generado no implica que debamos tomárnoslo como una afrenta personal sino más bien como una oportunidad para dar una respuesta con sentido común y saber hacer y, sobre todo, siendo consecuentes con el contenido que queremos expresar con lo que estamos haciendo.

ArticuloHaters01

 ¡Tengo mogollón de likes! ¡Soy el mejor del universo!

Sin embargo, la otra cara de la moneda es la de los likes, los comentarios positivos y los “Me gusta” que en la mayoría de ocasiones más que bien hacen mal. Nada le sienta mejor al ego de uno que le digan lo bueno que es y lo guay que lo hace todo y eso puede acabarse convirtiendo en un veneno no solo para uno mismo sino para los demás.

ArticuloHaters02

Hace poco vi una conferencia de Iván Castro, reconocido diseñador gráfico especializado en caligrafía y lettering, a través de Vimeo la cual la impartió en la última edición del MAD, un evento dedicado a la creatividad gráfica y la comunicación organizado por Domestika. En dicha conferencia Iván hizo mención al auge que está teniendo en estos momentos el lettering al que muchos se han sumado. Una de las cosas que comentaba a ese respecto es el hecho de que precisamente la mayoría de los que se han sumado lo hacen por una simple cuestión de pose o de seguir la moda, cosa que no le parece algo malo que quieran hacerlo como hobbie pero eso tiene a su vez un efecto negativo y es que muchos usuarios que suben cosas de lettering a su Instagram o a su página de Facebook cuentan con miles de likes y comentarios del estilo “¡Increíble!” o “¡Me encanta!”. ¿Los convierte eso en unos especialistas y maestros del lettering, en un espejo en el que los que quieren aprender lettering tienen que verse reflejados para molar tanto como ellos? La opinión de Iván en dicha charla es que no, que hay que poner a cada persona en su sitio y que si uno quiere aprender verdaderamente lettering y caligrafía debe acudir a las raíces de todo y aprender de los auténticos maestros de este arte.

Además, el hecho de tener muchos “Me gusta” y likes no implica, de cara a uno mismo y su ego, que debe tomárselo como un sinónimo de que es el mejor del mundo mundial. Eso en especial en un campo como es el del arte y el diseño es muy peligroso porque creerte que eres el mejor hace que dejes de avanzar y evolucionar como profesional y quedarse estancado es un lujo que nadie debería permitirse.

Por el contrario, el que no tengas mil likes o favoritos por cada cosa que publiques en tus redes sociales no implica que tu trabajo no valga nada. En lugar de obsesionarse y centrarse en ese tipo de opiniones ajenas uno ha de enfocarse en su propio trabajo y tratar de mejorarlo constantemente. Está claro que los likes, suscripciones, favoritos y demás cosas ayudan a posicionarse en la red pero si uno trata de hacer un contenido con un mínimo de calidad eso todo eso ya vendrá por si solo con el tiempo.

 Ante todo, ser consecuente y usar el sentido común.

Internet es una jungla de información en la que hay mucho ruido y muchas veces no se sabe como procesar esa información a nivel personal de manera correcta. Por ello es importante distanciarse, tratar de aislarse de ese ruido y ver las cosas desde otra perspectiva. Hagas lo que hagas en internet, hay que afrontar las opiniones que viertan sobre ti con sentido común y cabeza y no dejarse llevar por las pasiones y las emociones de buenas a primeras ya que eso, tal y como ocurre en la vida real, puede acabar empeorando la negatividad que se está vertiendo sobre el contenido que estamos generando en internet. No convirtamos las cajas de comentarios en una pelea de patio de colegio sino en un espacio en donde podamos aprender y seguir mejorando de una manera constructiva.

Tags: , , , ,


About the Author

El enviado especial en Bruselas por excelencia de 100grados. En el norte de Europa se está más fresquito que en Valencia.



One Response to Si tienes haters, algo estás haciendo bien

  1. Pingback: Di no a los “haters” | retratos de la vida

Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!