100grados 65BW-5e-20151017123408

Published on marzo 20th, 2016 | by 100grados

1

La animación que viene

 De María Gil Soriano

Comparten un espacio en el que bullen las ideas. Con sus sedes a pocos metros, Silly Walks studio, Pterodactive, Loopy Teller Studio, y The NeverEnding Wall se desarrollan bajo el amparo de la Universitat Politècnica de València y la iniciativa Start-UPV. Un equipo joven, la inquietud de ir más allá de lo que les enseñaron en las aulas y la animación como modo de contar historias es el sello de identidad de estas start-ups, y colectivos que han decido dar el salto a lo profesional en una ciudad levantina, que se va haciendo un nombre, poco a poco, en el mundo de la animación. Luchan por formar parte del presente de la animación española y, con un poco de suerte, serán también de los que marquen su futuro.

Silly Walks studio- De las locuras nacen proyectos

Con guiño a los Monty Phyton incluido, nació Silly Walks Studio S.L. Hoy en día ya son una empresa pero empezaron como start-up para poder aprovechar los espacios y facilidades que la universidad brindaba a esta figura jurídica. «Realmente no conocíamos el término hasta que lo necesitamos. No te enseñan administración de empresas en Bellas Artes», relata Martín Martínez, integrante del equipo. Un estudio sin jerarquías ni cargos que componen, además de Martínez, tres artistas más, y un ingeniero informático y líder empresarial Javier Giménez, que también es el  CEO de Wildframe Media, grupo del que Silly Walks studio forma parte.

Autodidactas, no han dudado en combinar proyectos propios con encargos para empresas de la talla de Nickelodeon. Aunque la animación 2D es su gran especialidad, no abandonan la experimentación de otras técnicas. «Nos encanta encontrar excusas para probar procedimientos nuevos y explorar medios narrativos que nos sorprendan», explica Martínez. Y, de los encargos más convencionales… a los proyectos propios con menor carga comercial y que nacen de la diversión y el tiempo que pasan juntos «los Sillys», como cariñosamente algunos les han apodado.

«Tenemos un par de ideas de género comedy adventure. Hay muchas en el cajón esperando su momento. Somos un estudio creativo, y de las ideas que más nos motivan preparamos un consistente proyecto y tratamos de venderlas o conseguir financiación para realizarlas», revela Martín. No piensan parar quietos y, tras presentar sus ‘locuras’ en el pasado 3D Wire, confían en hacer lo propio en el Cartoon Forum de este año y el 360º de Barcelona. «Seguimos moviéndolos», sentencian.

The NeverEnding Wall-Talento y apoyo institucional suman

La buena acogida de su anterior cortometraje de animación, Alienation, ha permitido a Silvia Carpizo afrontar su próximo proyecto con el respaldo del Master en Animación de la UPV, el Grupo de Investigación Arte e Industria con la productora Abano Producións de Galicia, y las subvenciones del del ICAA y de Culturarts Filmoteca de Valencia.

El corto titulado The NeverEnding Wall, con el Muro de Berlín como telón de fondo, está actualmente en fase de preproducción, pero ya sabe lo que es traspasar fronteras. «Fuimos seleccionados representando a España en el Festival Internacional de Clermont Ferrand, para ello realizamos un tráiler con planos ya finalizados», narra Carpizo, que también se marca el verano como fecha clave para tener terminado el proyecto y presentarlo en certámenes.

Ocho profesionales que vienen del campo de las Bellas Artes, la informática, la historia del arte y postproducción digital, componen el equipo de The NeverEnding Wall. Este corto lo han abordado con una técnica mixta (paperless) que integra la animación 2d en la imagen real. «Se trata de animar grafitis, pinturas ya existentes y eso conlleva unos retos técnicos, adaptando el medio al objetivo, es decir, primero nos cuestionamos los que queremos hacer y cómo queremos que sea el resultado. Para mi es súper importante nunca supeditar el concept a la técnica, sino lo contrario», asegura la directora.

Loopy Teller Studio- El cómic como casilla de salida

La animación está en el horizonte de Loopy Teller Studio, aunque su principal objetivo no entiende de técnicas. «Nos interesa sobre todo contar, transmitir una serie de ideas o una historia, y la animación es uno de los recursos de los que hacemos uso para llegar a este fin. Sí que hay uno de nuestros integrantes que es un gran entusiasta de la animación, y está experimentando ahora con el 3D y el cellshading, pero el resto estamos más centrados en el aspecto de guión», explica Carlos Valles, coordinador general de esta startup «de rebote» constituida en 2015 y que está integrada por cuatro graduados en Bellas Artes. 

Smooth Tea Lyceum es esa historia que les trae de cabeza y que abarca tanto el proyecto de serie de animación -que mueven por festivales e intentan vender a productoras- como el correspondiente cómic autoeditado, primera materialización de su seña de identidad: «usar la narración gráfica para contar historias hilarantes, de humor absurdo y humor negro».

Pterodactive- Crearse un máster ‘a medida’

Tampoco se quedan en la ‘zona de confort’ los integrantes de Pterodactive, que acaban de regresar del Animac, celebrado en Lleida a finales de febrero, donde han presentado su start-up en general, y el proyecto de El ladrón de corazones, en particular. Este corto realizado en cut-out digital y 2D es uno de los dos proyectos propios que están desarrollando en el estudio del dinosaurio, que cuenta con un equipo mayoritariamente femenino.  «Acabamos de terminar la fase de pre-producción, ahora la idea es revisar todo el material, enseñarselo a gente y recibir feedback para poder corregir errores antes de ponernos a animar», cuenta Julia Cruz, CEO de Pterodactive, que confía en que esté acabado antes de verano para poder llevarlo a festivales y concursos.

El resto de sus esfuerzos se reparten entre los encargos para empresas, especialmente en el campo publicitario, y la otra historia propia que tienen entre manos, Apolo 21, realizada con la técnica del stop-motion con la integración de algunos planos en 2D que les permiten jugar con la perspectiva y el volumen en los escenarios.

Para Pterodactive la start-up ha sido la única manera de dar forma a sus ideas con poco presupuesto y nada de financiación: «Después del grado no nos veíamos preparadas para meternos en una empresa de animación, sentíamos que necesitábamos experimentar y aprender más. Ningún máster se ajustaba a nuestras exigencias, así que decidimos tomarnos esta aventura de emprender como un máster propio».

Artículo dentro de nuestro fanzine número 14, quieres verlo al completo? pincha aquí!

Tags: , , ,


About the Author



One Response to La animación que viene

  1. Pingback: La Animación que viene |

Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!