Creatividad People Making Paper Flowers Craft Art Work Handicraft

Published on julio 19th, 2017 | by Cristian Fish

0

La inspiración llega también descansando. 50 ideas para la inspiración.

Fué Picasso autor de la frase “Que la inspiración me encuentre trabajando”.

La realidad es que Picasso era artista y no diseñador. Seguramente el no conviviría con 10 briefings para ayer, reuniones de 3 horas que te parten toda la jornada y con frases del estilo “eso no me convence, dale otra vuelta”.

Hoy lo que os traigo son 50 ideas (ahí es nada) para activar y mantener la inspiración dentro del mundo del diseño y de la locura que sucede en el día a día de nuestro trabajo, aunque es aplicable a otras disciplinas que mezclan clientes y creatividad.

No son mías, son del libro “claves del diseño de folletos” de Michelle Taute.

1 Tómate unas vacaciones de 48 horas alejado de tu ordenador.

Sin correo eléctronico, sin redes sociales, sin echar una última ojeada a ese folleto que tienes que presentar ante el cliente el lunes por la mañana.
2 Prueba la Meditación

El director de cine David Lynch asegura que la práctica diaria de meditación posee un papel crucial en todos sus procesos creativos.
3 Aprende algo nuevo que no esté relacionado diariamente con tu trabajo.

Apúntate a clases de esgrima o aprende a dominar el arte de hacer hojaldre.
4 Busca un tutor. No sólo son para los Estudiantes.

Busca a alguien cuyo trabajo admires o que destaque en una materia que te gustaría mejorar.
5. Cambia de Escenario

Cuando sientas que estás atascado, coge tu ordenador portátil y llévatelo al parque o a la cafetería de la esquina. Un cambio de aires puede ser suficiente para reactivarte.
6. Acostúmbrate a dibujar bocetos.

Cómprate un bloc de notas y llévalo siempre. Aprovecha los ratos libres, mientras haces cola, o cuando estás en un atasco. Dibuja lo que te rodea.
7. Plantéate un reto creativo de 30 días

Por ejemplo, idear cuatro conceptos para cada proyecto que te llegue este mes, en lugar de los tres que tenías previstos. O dejar temporalmente tu blog de lado para emplear ese tiempo en diseñar un cartel nuevo cada semana.
8. Finge que no eres diseñador gráfico

¿Cómo haría un carpintero para tratar con un cliente difícil? ¿qué haría un abogado si los plazos de su trabajo le abrumasen? Busca enfoques y modos de trabajar que funcionen en otro tipo de negocios.
9. Busca un Compañero que comparta tus objetivos.

Reuníos una vez a la semana para discutir vuestras aspiraciones creativas y cómo pensáis conseguirlas. Cuando esos objetivos empiecen a quedarse rezagados en tu lista de tareas, se activará el sentido de la responsabilidad.
10. Juega a Trabajar Contrarreloj

¿Tu motivación termina a las 15:00? Pon un temporizador a treinta o sesenta minutos y juega a hacer el máximo trabajo posible dentro de lapso de tiempo. Más tarde podrás volver a atrás para corregir lo que hayas hecho.
11. Busca libros y revistas viejas en anticuarios o mercadillos.

Sus anuncios y diseños pueden darte alguna idea nueva.
12 Olvídate de los museos y presta atención a los dibujos de lo niños.

Los dibujos que cuelgan de las paredes de la escuela de tu sobrina pueden darte ideas más originales que la revisión de obras de los viejos maestros.
13. Colecciona objetos encontrados.

Guarda todo lo que te resulte llamativo en una caja o carpeta, desde la tipo de un menú hasta la jerarquía de un correo basura, y ojéalo antes de hacer tu próxima sesión creativa.
14. Repasa las técnicas de impresión y de tratamiento de papel.

Cuando te llegue el proyecto adecuado, pueden ser herramientas muy útiles para comunicar una idea.
15. Busca los hechos

¿Estás trabajando en un folleto para una empresa que no conoces muy bien? Dedica tiempo a leer sobre la fabricación de sus artículos o sobre los seguros para hipotecas que ofrecen. Podrías descubrir algún detalle o alguna historia que te ayude a solucionar el problema determinado.
16. Revisa proyectos que hayas realizado para el mismo cliente

¿Descartaste algún recurso que podrías usar para articular el mensaje?¿Podrías recuperar esos recursos y usarlos en la piezas en la que trabajas actualmente?
17. Deja de ser tan serio

Durante 15 minutos, siéntate en tu escritorio y ponte a pensar en conceptos ridículos para el proyecto. Podrías encontrar algo útil, o al menos, será un ejercicio relajante.
18. Levántate y Muévete

Aléjate de la pantalla del ordenador durante diez minutos. Da una vuelta a la manzana, limpia el polvo de las estanterías. Un poco de actividad física puede activar tu subconsciente y encontrar alguna solución creativa.
19. Pide Consejo

Si cuentas tu problema a tu compañero de despacho o a tu madre, es probable que te aporten una nueva perspectiva. Además, el mero hecho de verbalizar tus dilemas creativos puede hacer que tú mismo encuentres la solución.
20. Dibuja algo 50 veces

Escoge un objeto cualquiera, lo que sea, lo que tengas a mano, y dibújalo 50 veces. No vale dejarlo a mitad. Así te obligarás a ver más allá de lo obvio y se ampliará tu capacidad de generar nuevas ideas.
21. ¿Alguien se apunta a un juego de mesa?

Guarda unos cuantos juegos de mesa en la oficina y sácalos en los días en los que te notes lento o los viernes por la tarde, cuando sientas que tu mente se agota. Una hora de diversión favorecerá tus relaciones con tus compañeros y estimulará tu imaginación.
22. Sal de compras

Convence a un compañero de trabajo para salir de tiendas. Busca establecimientos en los que no suelas comprar y examina detenidamente todo, desde las etiquetas y el packaging hasta la gráfica del local. ¿Qué tipo de personas crees que frecuenta esa tienda? ¿Coincide de algún modo ese tipo de público con el del proyecto en el que estás trabajando?
23. Ejercicios Lingüísticos

Escribe  100 palabras sobre tu proyecto actual y hazlo con la mayor velocidad posible. Luego repasa lo que has escrito y trata de encontrar algún punto clave que pueda ayudarte en el trabajo.
24. Experimenta con programas nuevos

¿Trabajas siempre con Illustrator? Prueba Indesign en tu próximo trabajo. ¿Buscas un auténtico reto? Intenta diseñar con un programa fuera del diseño, como Ms Word.

25. Cómprate material nuevo

¿Te acuerdas de lo emocionante que era escoger una nueva carpeta clasificadora cuando eras estudiantes? Actualiza tu escritorio con material divertido y piensa seriamente en comprar la caja de 64 colores de carioca.
26. Determina cuales son tus recursos creativos más comunes y despréndete de ellos

¿Recurres a una fuente tipográfica con continuidad? ¿Usas formas y efectos similares en la mayoría de tus diseños? Haz una lista y prohíbete usarlo durante un mes.
27. Finge que cada cliente es tu favorito

Así será más llevadero el dedicarle unas horas extras al trabajo y aceptarás de buen grado sus sugerencias e indicaciones.
28. Cambia la disposición de tu oficina

Si no fuera posible, reorganiza tu escritorio. Un pequeño cambio en tu entorno puede ayudar a tu inspiración.
29. Escribe el curriculum que te gustaría tener

Y piensa en qué necesitarías hacer ahora para que se realizase de verdad
30. Escribe una carta a tu idolo del diseño este vivo o no.

En la carta, subraya los elementos de su trabajo que te hayan servido de inspiración. De este modo, recordarás lo que te atrajo del diseño al principio.
31. Recupera tu portfolio de la universidad

Recordar tus comienzos y compararlos con lo que has conseguido en estos años puede ser una experiencia interesante.
32. Introduce cambios en tu rutina diaria

La próxima semana deja el coche en casa y ve a trabajar en autobús, sal a comer a un restaurante en lugar de comer en la oficina. Las rupturas en tu rutina pueden venir acompañadas de nuevas influencias en tu vida.
33. Sal de internet y vete a una biblioteca de verdad

Examina cada libro concienzudamente, toma algunos al azar y ojéalos, Encuentra un sillón cómodo y pásate el tiempo leyendo y observando al resto de lectores.
34. Trabaja como freelance en un proyecto que sea diferente por completo a tu trabajo habitual

Probáblemente te de nuevas ideas.
35. Busca inspiración en las cosas menos evidentes

¿Estás trabajando en un proyecto con público masculino? Ojea catálogos y revistas femeninas y fíjate en los diseños para ellas.
36. Forma una tertulia

Reúnete mensualmente con otros trabajadores del sector creativo para compartir y debatir sobre vuestros trabajos y proyectos.
37. Introduce elementos hechos a mano en tus piezas

Efectos de papeles, texturas, o realizar una ilustración .
38. Convierte la creatividad en un hábito

Aunque estés todo el día en reuniones, intenta al menos sacar una hora al día en realizar tareas creativas. Ya sea abocetar tu siguiente proyecto o realizar un dibujo por que si.
39. Haz listas variadas

De gente a la que admires, de películas que ver, de lugares que visitar, de lo que te apetezca.
40. Piensa en dos personas, naciones o marcas que parezcan polos opuestos

E invierte 15 min en buscar similitudes entre si.
41. Cuestiona lo que das por supuesto

¿Debe de ser este folleto del mismo tamaño que el anterior? ¿Se dirigen al mismo público? ¿Puedes usar ilustraciones en vez de tipografías?
42. Busca la inspiración en los objetos cotidianos que te rodean

Mira con otros ojos el portalápices de tu escritorio. Vacíalo, ponlo boca abajo, mira en su interior, y trata de descubrir algo nuevo en cada uno de tus objetos rutinarios.
43. Búscate un profesor que te ayude con la creatividad

Aunque no estés estancado, podrá ayudarte a clarificar tus objetivos y ará que progreses.
44. Imparte clases particulares

Aunque no tengan nada que ver con el diseño, sería interesante que practicaras cómo explicar conceptos de modo claro y atrayente, algo que te resultará muy útil en tus relaciones con los clientes.
45. Guarda en tu escritorio objetos personales que te motiven

Cuando notes que comienzas a apagarte, ponte una gorra de béisbol, unas gafas nuevas o un parche pirata para revitalizar tu estado de animo.
46. ¿Te sientes afortunado?

Escoge unas cuantas palabras clave relacionadas con tu proyecto, mételas en google y haz clic en “voy a tener suerte”.
47. Comienza otra vez

Desecha tu mejor idea y oblígate a desatar una nueva tormenta de ideas. Te sorprenderás de lo que se puede ocurrir.
48. No mires el Reloj

Deja de prestar atención a cuanto tiempo te está llevando perfilar una idea o desarrollar unos puntos básicos. Tapa los relojes e ignora por un momento los apuros de los plazos de entrega. Concéntrate en el trabajo.
49. Abre una novela por la mitad y lee sólo esas 2 páginas

Y después trata de adivinar el argumento principal del libro, y de predecir qué va a pasar con cada personaje. ¿Qué tipo de ropa llevan? ¿Dónde viven?
50. Usa las cosas con una finalidad distinta a la que tienen

Dibuja sobre tus zapatillas blancas o crea letras con palillos chinos.

Tags: , , , , ,


About the Author

Ilustrador/diseñador de profesión, gamer y cinéfilo como hobbie, y maquinador tras bambalinas de 100grados. www.fishdise.com



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!