100grados 10603612_1109402582411331_7098585592043951768_n

Published on marzo 20th, 2016 | by 100grados

0

Los 3 Cerditos, Una fábula sobre el valor de los materiales

Por Sanserif Creatius

¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! ¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz! El cuento de los tres cerditos es una de esas historias que todos, de una y otra forma, hemos oído en nuestra infancia. Una de esas historias que permanecen en nuestros recuerdos y que no sabemos muy bien porqué permite explicar muchas cosas de las que nos pasan.

Hay quien se queda en la epidermis de la narración y sólo verá a tres cerditos cantando y bailando en el bosque acechados por un lobo. Hay quien vagamente recordará la lección infantil de la fábula. Ya saben, para poder disfrutar de la vida, primero hay que esforzarse, bien sea construyendo una casa, o haciendo los deberes, o desarrollando un producto o un mueble que responda “con solidez” a la necesidad para la que ha sido concebido.

Claro que siempre hay una lectura más profunda en toda historia. Y los 3 cerditos no es una excepción. Para nosotros es una fábula sobre el valor de los materiales. La importancia de las prestaciones de un material frente a otro, en una situación concreta. Y, por supuesto, de la calidad y la eficiencia en el uso de éstos. Eso sí, no nos olvidemos que se trata de un cuento infantil y que, a pesar de las diferentes versiones del mismo que nos han llegado, sus primeras ediciones datan del siglo XVIII.

Hemos cambiado mucho desde entonces. No tanto la esencia de la fábula. Aunque sí es necesario revisar alguna de sus ideas para actualizarla. Ya no se construye sólo con ladrillos y muchos menos con paja, por ahora. Y tampoco se pensaba en la necesaria implantación de conceptos, nosotros preferimos hablar de valores, como sostenibilidad o respeto medioambiental.

Lo que sí se repite es la historia una y otra vez. Es como si existiera una válvula de escape cuando llegamos a un punto de saturación. Jean Paul Gaultier llegó a la moda cuando la alta costura tenía el aspecto de “un suntuoso campo de ruinas, por el que desfilaban las sombras prestigiosas de una elegancia pasada, adormecida en unas convenciones ciegas a las renovaciones de su tiempo”[1]. Justo en un momento en el que la palabra crisis se instaló en el lenguaje habitual de la sociedad y los medios. Cuando los punks pintaban en los muros el grito de guerra de la juventud: No future!

Vivimos una época con una profunda recesión económica que ha sacado del letargo a la palabra crisis. Un periodo en el que la innovación ha permanecido adormecida casi tres décadas. Y, aunque el punk ya no sea el movimiento rompedor de la década de los setenta del siglo pasado, su mensaje pervive en el ánimo de las generaciones actuales. Quizá ha llegado el momento de “otra forma de entender el Hábitat”, y recordar la lección de Los tres cerditos… ¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! ¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz!

Nosotros no lo tememos.

Y también somos conscientes de que la sociedad actual demanda algo más que un mueble o producto que responda a una necesidad, que sea adecuado y cuide la estética. Somos conscientes de que los usuarios buscan valores añadidos, muebles y productos con alma. Que transmitan valores culturales, sociales y medioambientales.

En ese camino encontramos un material que reúne todos los elementos; el cartón. Un material que ha evolucionado junto a nosotros, y que se ha posicionado como un referente de la producción sostenible y que ha dado origen a una nueva generación de piezas que, además de cumplir con su función, aportan valores. Eso es lo que vas a ver en Los tres cerditos. Una bocanada de aire fresco para la industria actual, que no renuncia a nada de lo conseguido, y que aporta mucho más de lo que la mayoría imagina.

[…]El mayor de ellos regañó a los otros dos por haber sido tan perezosos y poner en peligro sus propias vidas, y si algún día vais por el bosque y veis tres cerdos, sabréis que son los Tres Cerditos porque les gusta cantar: – ¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo, al Lobo! – ¡Quién teme al Lobo Feroz, al Lobo Feroz! Fin.

[1] Chenoune, F. (2000): Jean Paul Gaultier. En la colección Universo de la Moda, Madrid, Ediciones Poligrafía. P.6

 

Artículo dentro de nuestro fanzine número 14, quieres verlo al completo? pincha aquí!

Tags: , ,


About the Author



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!