Creatividad portadilla

Published on mayo 20th, 2014 | by Bartu

0

Una cuestión de estilo

Abra una red social al azar dedicado a creativos gráficos, ya sea Deviant Art, ya sea Behance, ya sea Tumblr, la que sea. Ante sus ojos encontrará a un montón de diseñadores gráficos, ilustradores, fotógrafos, animadores, dibujantes de cómic y demás con una variedad de estilos inmensa. Eso sí, cada uno con el suyo particular aunque, dependiendo de el área de acción de cada creativo, los hay que comparten ciertas similitudes. Sin embargo parece ser que la cuestión del estilo es un tema de suma preocupación en los corrillos de eventos de cualquier índole en los que se traten las áreas anteriormente mencionadas, en especial entre los miembros más jóvenes.

En este artículo se pretende abordar la cuestión del estilo referida a los campos de la creatividad aplicada al campo de la gráfica. Son una serie de reflexiones que a título personal he ido planteándome de un tiempo a esta parte y que considero oportuno volcar en este escrito para compartirlas con usted, querido lector, con tal de conocer el grado de acuerdo o desacuerdo en el que se encuentra con todas ellas.

DEFINIENDO Y ACOTANDO

Antes de volcar dichas reflexiones, cabría preguntarse: ¿qué es el estilo? Con tal de dilucidar esta duda resulta inevitable acudir a la “sagrada” R.A.E. la cual nos la resuelve en su primera acepción como un “punzón con el cual escribían los antiguos en tablas enceradas”. Aquí se plantea ya la cuestión del uso de un utensilio para hendir sobre una superficie plana y/o dejar huella, algo propio de dibujantes de todo tipo y escritores. De esta acepción podemos derivar también la palabra inglesa stylus cuya traducción literal es “aguja” pero también es empleada para hablar de las plumas estilográficas.

En sus siguientes acepciones nos habla de “Modo, manera, forma de comportamiento” y de “Uso, práctica, costumbre, moda”, dos definiciones que amplían el significado de la palabra estilo a otros muchos más oficios creativos. La primera evoca a una cuestión personal, algo que nace de uno mismo, mientras que la otra alude a una influencia externa, a una manera de hacer las cosas de la que se beneficia un gran número de personas. Ambos planteamientos los encontramos en el mundo de la ilustración o del cómic claramente, como veremos más adelante.

Siguiendo con las definiciones que nos ofrece la R.A.E., encontramos más acepciones que nos interesan: “Carácter propio que da a sus obras un artista plástico o un músico”, “Conjunto de características que individualizan la tendencia artística de una época” y “Gusto, elegancia o distinción de una persona o cosa”. El estilo es entonces algo que claramente identifica a una persona con su obra pero que también se identifica con lo que hace un colectivo en un momento de la historia determinado. No es lo mismo hablar de Miguel Ángel y de Salvador Dalí pero a uno lo podemos identificar con el resto de artistas que nutrieron el Renacimiento mientras que al otro podemos hacer lo mismo con los que protagonizaron también el surrealismo.

DaliJuicio-final1

Así pues, el estilo no solo depende de uno sino también depende de el ambiente y la situación que le rodea. Quedémonos con estas dos ideas ya que son las que nos acompañarán en lo que resta de este escrito.

MÚLTIPLES ESTILOS PARA MÚLTIPLES COSAS

Dependiendo de la rama creativa a la que nos estemos refiriendo encontramos que la cuestión del estilo se manifiesta de distintas formas. Por ejemplo, si tomamos la ilustración, es bastante habitual que entre aquellos que ejercen esta disciplina tengan un estilo único, reconocible e intransferible. Sin embargo, hay claras diferencias entre aquellos que ilustran cuentos infantiles, en donde las tintas planas, los gestos amables y las redondeces abundan, que entre aquellos que ilustran novelas juveniles, en donde la línea clara se acusa mucho más. En la ilustración de fantasía encontramos estilos cercanos a la pintura al óleo mientras que en la publicitaria la cantidad de estilos varía en detrimento del mensaje y el producto anunciado.

En el cómic ocurre algo similar. En España se habla siempre de la conocida Escuela Bruguera refiriéndose a una serie de autores que emplearon un estilo de dibujo que bebía del dibujo animado más clásico y a través del cual popularizaron una serie de personajes inspirados en el costumbrismo español del régimen franquista. Hoy día todavía sobreviven un par de autores que aquella época como son el caso de Ibáñez y de Jan. Pero incluso para los autores de aquel momento histórico del cómic español se podía diferenciar el estilo de uno y de otro, lo mismo sucede para todos aquellos autores españoles influenciados por aquellos ecos. El caso de Max es bastante claro, actualmente utiliza un estilo que mezcla la estética de la Bruguera con la del dibujante Chris Ware. Con el del dibujante Víctor Santos nos encontramos con un estilo que nos recuerda mucho al Frank Miller de Sin City, a la manera de dibujar de Mike Mignola y cuyas historias nos recuerdan en ocasiones al cine negro y policíaco, tanto americano como asiático.

superlopezhellboysword

El cine también es otra área donde el estilo se manifiesta de distintas formas. El cine comercial aúpa el género por encima del director y de esta forma encontramos películas de acción, películas de aventuras o comedias románticas en donde la autoría queda en entredicho. Sin embargo esto no ocurre en el cine de terror en donde la autoría queda siempre reclamada o en directores como Wes Anderson, Ingmar Bergman o Woody Allen en donde el estilo y su manera de hacer las cosas personal queda patente en cada una de sus obras. Con el cine de animación ocurre algo similar pero no en el género, sino en la técnica.

En materia de cine de animación 3D sabemos que no es lo mismo Dreamworks que Píxar ya que ambas productoras usan una estética y tienen una manera de contar historias diferentes. Pero en contraste con la animación en 2D da la sensación que el 3D en su conjunto es muy similar, mientras que en las dos dimensiones la diferenciación de estilos queda más reconocible ya que es un director de animación el que la aporta mientras que el resto de animadores son los que lo imitan.

toystory

Por su parte, en el campo del diseño gráfico, cuando hablamos de maquetación tanto en papel como en web, es difícil identificar un estilo personal en muchas ocasiones ya que el diseño, en principio, debe estar siempre al servicio de aquello que se quiera comunicar y no al revés. Sin embargo bien es sabido por muchos que se dedican a esa área creativa que nombres como Philippe Starck, Stefan Sagmeister, Otl Aicher, David Carson, Barbara Kruger o Jessica Walsh han destacado por una serie de trabajos que les han colocado en el punto de mira y que se identifican como suyos.

davidcarson

Queda claro entonces que en cada área creativa el estilo se aplica de una forma u otra y que, tal y como hemos dicho anteriormente, a veces es una cuestión que nace de uno y otras veces viene impuesta por factores ajenos a nosotros mismos.

EN BUSCA DEL ESTILO PERSONAL

A la vista de lo expuesto, queda preguntarse: ¿dónde queda el estilo personal? ¿Ha de tenerse un estilo personal lo antes posible con tal de tener un cierto éxito en la carrera artística que uno quiera emprender? Servidor opina que esa debería ser la menor de las preocupaciones. El que uno dibuje algo y ese dibujo resultante sea identificado con nuestra persona, más allá de por el hecho de que en él se pueda identificar una firma, es una cuestión que debe nacer y nace de forma totalmente natural. Esta nace en relación de las inquietudes personales, los libros que se lea, las películas que se vea, los comics que se consuman y las imágenes que se vean a lo largo de la vida. Todo ello queda almacenado en nuestra mente y se acaba liberando ya sea a través del lápiz, la escritura o la cámara de manera espontánea. Por supuesto el estilo se puede buscar, uno que quiera aspirar a dibujar para Marvel debe responder a ello de una manera concreta, pero incluso en un caso como ese nace de una inquietud particular que se verá influenciada por distintos factores y acabará resultando en un estilo de dibujo concreto y personal.

Por tanto, aludiendo al lema de este número de 100grados, que el palo seamos nosotros y la vela nuestro estilo el cual nos lleve allá donde los vientos de la creatividad nos tenga que llevar.

Tags: , ,


About the Author

El enviado especial en Bruselas por excelencia de 100grados. En el norte de Europa se está más fresquito que en Valencia.



Deja un comentario

Back to Top ↑
  • Sociales




  • 100GRADOS PAPEL

  • Posts más vistos!